jueves, 1 de noviembre de 2007


Existimos para nosotros mismos, quizá, y a veces incluso vislumbramos quiénes somos, pero al final nunca podemos estar seguros, y mientras nuestras vidas continúan; nos volvemos cada vez más opacos; más y más conscientes de nuestra propia incoherencia. Nadie puede cruzar la frontera que lo separa del otro por la sencilla razón de que nadie puede tener acceso a si mismo.

7 comentarios:

Sandra S. dijo...

Cierto...mientras más pasa el tiempo nos damos cuenta quienes somos realmente..

Cariños

BläckSnöw • dijo...

Exacto y lo detesto, pero tmb es un pequeño obstaculo que pagaremos por vivir (?)


Que ande bien

Alejandra dijo...

Es verdad, crecemos y se pierde la magia... pero es bueno que al menos algunos, podamos darnos cuenta de que esto sucede y tratar de vivir, un poco, como cuando no habían preocupaciones ni temores.

Buenísimo texto.

Visita mi blog.

Sandra S. dijo...

Muy Feliz Navidad para ti y para tus seres queridos, que el próximo año sea mucho mejor y se cumplan todos tus sueños..

Cariños

Feliz Navidad!!!
y
Próspero Año Nuevo!!!

Bläck.Snöw † dijo...

Saludos de nuevo, con nueva direecion~

Pezlampo dijo...

Llegué de casualidad y el título de su blog me hizo sentir a gusto. Prometo leerla, de a poco, y seguir descubriéndola.

Un beso.

Dragón dijo...

Estreno blog, te espero.