miércoles, 28 de octubre de 2009

De las parejas..

Necesitamos de un poco de magia que solamente nos llegará si somos capaces de sorprendernos al encontrarnos hoy en un lugar diferente del que nos solíamos cruzar hasta ayer, una sorpresa sin miedos, sin parálisis, una sorpresa que despierte la frescura de la curiosidad, que eleje la inseguridad de lo desconocido.

El momento de dejar las ilusiones es decisivo para la vida de una persona, cuando decimos: vamos a disfrutar lo que se da, dejemos de llorar por lo imposible.

La inteligencia de una pareja pasa por disfrutar lo que se da, y no pelear para que se de lo que no puede darse.

1 comentario:

José Antonio dijo...

Que bueno volver a saber de ti, se te extrañaba...bienvenida. besos.